Mensaje del Presidente en su investidura de posesión

“Autoridades, miembros del Pleno, medios de comunicación, señoras y señores, buenos días; quiero dar las gracias a todos por asistir a este acto de presentación institucional del nuevo órgano de gobierno de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Motril.

Asimismo quiero agradecer al presidente saliente, D. Adrián Picazo Martínez y su equipo por el gran trabajo realizado en estos cuatro años para mejorar y modernizar la institución y por su apoyo en todo este proceso.

Es imprescindible resaltar el gran esfuerzo y generosidad realizado por las Asociaciones: de empresarios de la Costa Tropical, de comerciantes, autónomos, etc. De la Cámara por haber logrado una única lista integradora tanto para el pleno como para el Comité Ejecutivo, la cual se ha procurado sea lo más representativa posible de nuestro diverso tejido productivo.

Este consenso en torno al equipo de trabajo que resulta de estas elecciones y a mi persona, hace que la responsabilidad para dirigir esta corporación sea aún mayor. Asumo el reto con confianza, ilusión y equipo, y esperando responder a las expectativas que se han puesto en nosotros para servir a todos los sectores que integran esta Cámara.

Sin duda es el tiempo de sumar y no de restar.

La Cámara debe llegar más a toda la sociedad tanto por su trabajo de formación como de información, en aras de ayudar a dinamizar nuestra economía, para lo cual será imprescindible una estrecha colaboración entre la Cámara, sus miembros y asociaciones de empresarios así como las diferentes administraciones: local, autonómica y central. Asimismo considero importante la colaboración entre Cámaras.

Por todo lo anterior, quiero hacer una declaración de intenciones y manifestar mi compromiso de trabajar al máximo por Motril, con todas las administraciones e instituciones de la provincia y por supuesto con las organizaciones empresariales y agentes sociales. Colaborar en el diseño de una ciudad de Motril, moderna, competitiva, mejorar la eficiencia de la Cámara como entidad que contribuya el aumento de la productividad de nuestra zona y lograr un acercamiento a todas las empresas motrileñas y en especial a las que pertenecen a los sectores más desfavorecidos. Promover un Plan Estratégico de Motril que ayude a desarrollar y dar a conocer mejor nuestro municipio y sus potencialidades.

Seguiremos reclamando la necesidad de avanzar en la mejora de las infraestructuras como factores estratégicos para el desarrollo, y en la potenciación del puerto.

He de reconocer que los próximos cuatro años serán difíciles para la Cámara de Comercio, ya que la crisis repercutirá en el presupuesto de la institución; sin embargo quiero incidir en que asumiremos la responsabilidad de la Cámara de Comercio como corporación de derecho público, cuya misión es defender los intereses generales de las empresas, y en su función consultiva con la administración.

Como ejes de nuestra etapa cameral, hacemos una apuesta por el desarrollo de los puntales básicos de nuestra economía:

  • La agricultura, el sector comercio-servicios y el turismo.

Prestando especial interés al impulso a la industria local, el apoyo a los emprendedores, a la pequeña y mediana empresa y a los autónomos, con tres líneas de actuación:

  • La innovación y nuevas tecnologías.
  • La formación como instrumento necesario para la competitividad de las empresas y el progreso profesional, ya que en la sociedad del conocimiento y la cualificación, es imprescindible un ambicioso proyecto formativo y de aprendizaje permanente.
  • La internacionalización en la búsqueda de nuevos mercados.

El futuro debe pasar por plantear nuevas estrategias basadas en prestar servicios que den valor añadido a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas, y sientan la Cámara como representante y referente del empresario en la sociedad y como leal impulsora del desarrollo económico. Asimismo quiero hacer un llamamiento a la confianza, y para ello habrá que abandonar el pesimismo, tomar decisiones aunque sean difíciles, mirando al futuro, como siempre han hecho los buenos empresarios y emprendedores de este país. Quiero finalizar con palabras de agradecimiento para el gran equipo de mujeres y hombres que han conformado y conforman la Cámara de Comercio sin el cual no hubiera sido posible llegar a estos 100 años de existencia que cumplimos este año.

Gracias a todos.

Ángel Luis Gijón Díaz